Desde siempre, el pueblo judío ha sido conocido por sus negocios. La habilidad es una de las cualidades que los ha caracterizado siempre en este aspecto. La habilidad y la organización. Los comerciales del grupo planeta en sus cada vez más populares foros han debatido sobre este tema. Y es que estos profesionales están abiertos a cualquier debate que pueda enriquecer su trabajo y puntos de vista.

Una de las estrategias que han desarrollado los judíos dedicados al negocio es la organización del trabajo en planes laborales. O sea, la estrategia de mercado es antes bien establecida en papel y, luego, aplicada. Cuando se traza un buen plan de trabajo, todo fluye mejor. Y es que cuando las pautas están sentadas por escrito, el margen de error en la vida práctica es mucho menor.

Por tanto, aquí te va un buen consejo: antes de empezar cualquier negocio traza un buen plan en el que queden establecidos los objetivos de la empresa, sus integrantes, la descripción del producto y/o servicio que ofrecerá, sus diferencias con sus semejantes, la caracterización de los posibles clientes y, por supuesto, la estrategia comercial. Un buen plan es el comienzo de un negocio exitoso.