Cuando pienso en la religión y el cine siempre me acuerdo de una de las versiones cinematográficas de Los tres mosqueteros. Y es que en esta historia la religión tiene un peso muy fuerte, dado incluso desde un sentido muy negativo. El famoso cardenal de esta historia es una de las figuras religiosas que más me ha marcado en el cine, tal vez porque casi siempre es interpretado por muy buenos actores que inspiran hasta cierto temor.

Otra de las películas donde la religión desempeña un rol importante y también negativo es Casanova. La versión norteamericana es muy atractiva, pero no deja de condenar la inquisición interpretada por el gran Jeremy Irons.

Sí, el cine ha sido una de las artes que más fuerte ha condenado los desmanes de la iglesia. No obstante, también ha sabido reconocerla con películas que muestran el sacrificio y la bondad de hombres y mujeres que han hecho el bien en nombre de Dios.

Y es que todas las monedas tienen dos caras y uno no se puede conformar con una de ellas. Por eso a mí me gusta ver estas películas para luego investigar sobre el tema y poder sacar mis propias conclusiones.